AAFB en prensa
Inicio Noticias Material Maqueta Modelismo tripulado AAFB en prensa Enlaces De los socios Contacto

Enumeración de recortes de prensa que mencionan a la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Bilbao

lunes, 11 de febrero de 2013

Amigos del ferrocarril

http://www.deia.com/2013/02/11/bizkaia/amigos-del-ferrocarril

EL destino quiso que Itziar y Jon se conocieran en una estación de tren. Ese día, además de Cupido, debía andar suelto algún duende suelto por las vías de la estación de Algorta porque desde entonces sienten pasión por los trenes. A tal punto llegó el flechazo por los ferrocarriles que el día de su boda alquilaron un tren para trasladar a toda la comitiva nupcial de Bilbao a Alonsotegi, donde se celebró la ceremonia, y regresar al banquete a la capital vizcaina. En el viaje de vuelta, Jon incluso se puso una gorra de Pica para supervisar los billetes de época que habían editado para la ocasión. Hoy es el día que Itziar y Jon siguen viajando en tren todo lo que pueden, ya sea en viejas locomotoras o en modernos AVES. Su amor por los trenes les ha llevado a involucrarse de lleno en la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Bilbao, donde ella es actualmente la presidenta y él, el tesorero. Tanto en casa de Jon e Itziar como en la sede de la Asociación las conversaciones casi siempre giran en torno a los trenes, pero no se cansan. "Es lo que nos gusta", dicen los dos. 
 
Itziar no sabe exactamente cuándo se "enganchó" al mundo del ferrocarril. "A mí, de pequeña", cuenta Itziar, "me gustaba el tren como a cualquier otra persona, quizá me gustaba más porque me mareaba en el autobús". Jon, sin embargo, tiene unos recuerdos más bucólicos del tren. "A mí, de crío, me solía llevar un tío a Artxanda, luego bajábamos por la Ola hasta Larrondo y allí cogíamos el tren para volver a casa", relata. Sin embargo, el enamoramiento de Jon por los ferrocarriles llegó en un viaje a Espinosa de los Monteros en el tren de la Robla. "Allí ví que esto del tren tiene un enganche", confiesa. A partir de ese momento Itziar y Jon comenzaron a "realimentar" su pasión. "Todos los viajes que planeábamos los hacíamos en tren", interviene Itziar. "Y si nuestros amigos iban en autobús, nosotros íbamos en tren". No había fronteras para ellos. Lo mismo cogían el Talgo para ir a Barcelona que el TGV para pasar unos días en París. 

Pasados los años, uno de los viajes que más le marcó a Jon fue el que realizó en el Tren de la Fresa, en Madrid. "Allí descubrí el encanto por los trenes viejos", recuerda. Eso fue en 2001. A partir de ese año, Jon comenzó a entrar en contacto con otros "locos" de los trenes. Y en 2003, en un viaje en el TER a Logroño, conoció a un miembro de la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Bilbao. Dos años después se hizo socio y en 2006 también Itziar entró a forma parte de la familia ferroviaria, compuesta actualmente por 140 socios. Una vez dentro de la Asociación, en 2010 y en un "ramalazo de responsabilidad", Itziar decidió presentarse a las elecciones de la presidencia. Durante estos tres años, Itziar ha intentado mantener y potenciar algunas actividades de la asociación. Por ejemplo, "exposiciones en colegios sobre la historia del ferrocarril, dos mercadillos al año, uno en otoño y otro en primavera, y por supuesto, viajar en tren". El año pasado realizaron dos viajes. Ella misma los relata: "Uno hicimos a Valladolid, donde nos juntamos con los miembros de la Asociación de Amigos del Ferrocarril de allí, con los que tuvimos una comida de hermandad, y el otro fue a Cabezón de la Sal, para rendir a Feve nuestro homenaje de despedida antes de que se integrara en Renfe". Para llevar a cabo estos viajes alquilan trenes, aunque la Asociación también dispone de algunos que todavía pueden rodar por las vías. La unidad 900 es una de ellas. Aparcada en la estación de Abando, forma parte del patrimonio de la asociación. Un patrimonio del que Jon destaca el TER, el automotor Billard, las locomotoras a vapor Gipuzkoa, Artola y la Izarra. Esta última está en pleno proceso de restauración ya que quieren tenerla bonita para los actos que van a celebrar este año con motivo del 150 aniversario de la línea Bilbao-Tudela. Pero el sueño de Itziar como presidenta de la Asociación es que algún día tengan un museo en el que puedan agrupar todos los trenes que poseen y el material que conservan en la sede de la asociación. "Es nuestra gran ilusión", dice Itziar, "y así lo trasladamos en todas las conversaciones que tenemos con responsables de alguna institución".

AVE Por el momento deberán esperar, conscientes de que la situación económica no está para aportaciones. Aún así, continúan trabajando con ilusión. Ya están preparando el viaje Bilbao-Tudela. "Estamos pidiendo presupuestos a todo el mundo que tiene un tren", señala Jon. Un viaje que, como en todos que organizan, significan mucho más que realizar un trayecto en un tren antiguo. "Intentamos que sea divertido", dice Itziar. Por eso organizan sorteos y actividades para los más pequeños, de tal forma que "la vuelta no sea aburrida".

Cuando ambos son preguntados por los encantos que tiene viajar en tren, Itziar destaca la "tranquilidad" y Jon "la libertad de movimientos". "Yo llevo muy mal las situaciones en las que me limitan la movilidad", señala Jon. Por eso le gusta el tren, "porque te puedes mover, ir a la cafetería, charlar con la gente..." "Y poder disfrutar del paisaje", añade Itziar, "por ejemplo, cuando el tren sube Orduña". Ahora esperan que el TAV sea una realidad "para poderte plantar en París en seis horas", aunque reconocen que la opinión sobre el TAV entre los aficionados no es unánime.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.